El éxito es cuestión de percepción, encontramos que te dicen “exitoso” siempre que se cumpla con los requisitos sociales para ser reconocido como tal. Sin embargo, en lo personal considero que el éxito depende meramente del individuo, es comerse un bocado de algo que te gusta mucho, saborearlo, disfrutarlo y después sonreír, sin importar quién esté observándote hacer esta degustación. Es hacer lo que te apasiona por el gusto de hacerlo, no por conseguir altos ingresos económicos. Nos encontramos en una sociedad cruel, que te critica, te hiere y no le importa lo que puedas sentir, porque eres parte de una producción económica que a diario se mueve. Es muy sencillo lo “haces bien” aquí quédate, “lo haces mal” te puedes ir por donde llegaste, ¿tienes títulos universitarios? “No te podemos contratar porque estas sobrevalorado(a)”, ¿Eres recién egresado? “No te podemos contratar porque no tienes experiencia” o “te contratamos con un mes de prueba sin paga y veremos luego”, ¿no tienes un titulo universitario? “No podemos pagarte más porque no tienes estudios” ¿Eres mayor de 28 años? “no te podemos contratar porque eres mayor” y así podría seguir la cantidad de cosas que te puedes encontrar en un mercado laboral. Sin embargo, mis compañeros de DDMI tienen mucho talento, son jóvenes creativos con ganas de hacer cosas que muevan al mundo, tienen hambre de producir lo que están aprendiendo y eso debe ser el motor que los mueva a seguir adelante.  De ninguna manera una persona debe permitirse que alguien le diga NO puedes. Este mundo es de los que se atreven a decir SÍ, tengo miedo de no encontrar un trabajo, pero también tengo otras opciones, el secreto es enfrentar ese miedo y hacerlo, podemos dudar de muchas cosas, pero jamás de nosotros mismos. Todos tenemos algo o alguien en qué inspirarnos y ese alguien ante todo debemos ser nosotros mismos. Jamás debemos detenernos por miedo, el mercado laboral siempre va a estar y de NADA sirve trabajar en algo que no disfrutamos, trabajemos en algo que nos APASIONA para que no sintamos que estamos desvelados, sentados por horas, que no hemos dormido, porque sabemos que el producto final de lo que hagamos será la mayor recompensa, no esperemos que el resto de las personas nos apruebe, eso JAMAS sucederá, debemos aprobarnos nosotros mismos y confiar en que lo que estamos haciendo es BUENO y con un PROPÓSITO constructivo. Ser freelance es una de las más agobiantes, cansadas y MARAVILLOSAS cosas que nos ha pasado en Netze, hacemos lo que nos gusta, con la pasión que significa hacer cosas únicas, ¿es cansado? Definitivamente Sí, no voy a mentir, pero nuestra mayor satisfacción es cuando entregamos cada uno de nuestros proyectos y el cliente al verlo lo primero que hace es sonreír, porque le encantó, cuando las personas saben que pueden confiar en nosotras y tienen la garantía que será justo como lo solicitaron, se van felices y agradecidos con su pedido y al final nos recomiendan orgullosos.

Ser freelance, es poder ser esclavo de muchas personas, definitivamente no tienes un horario establecido de trabajo y tampoco un salario, no tienes prestaciones laborales, tampoco vacaciones y una responsabilidad muy grande con la persona a quien le dices “Acepto realizar su proyecto”. Tienes un compromiso contigo mismo de hacer las cosas lo mejor posible porque sabes que al final tendrás tu recompensa y no estoy hablando de dinero. Llega un momento en que tus clientes y proveedores se vuelven parte de tu familia, haces equipo con la competencia porque estamos en el mismo barco y definitivamente quien colabora con tu mismo proyecto sabes que es el mejor equipo que puedes tener, porque no existirá un proyecto igual, conoces a muchísima gente y sabes que al final del día de lo único que debes encargarte es de “HACER LO QUE TE GUSTA, DE LA MEJOR FORMA POSIBLE” porque todo lo demás viene por agregación, mi pregunta favorita es ¿tienes miedo? si tu respuesta es SÍ, entonces es momento de intentarlo, si tu respuesta es NO entonces no sabrás lo que significa la adrenalina de enfrentarte al mundo y sentir esa gran satisfacción que es el éxito, porque el éxito lo obtienes haciendo lo que más te apasiona y en cada proyecto que realizas, con las cosquillas siempre de la emoción, esa satisfacción de decir “No me importa si no le gusta a nadie porque a MI… me ENCANTA” y entonces la magia empieza a suceder….

Ser agradecido y educado te abre puertas que no has tocado, respetarnos a nosotros mismos muestra a la sociedad que estamos aquí. Netze ha aprendido a trabajar en equipo, hemos crecido juntas en muchos aspectos, somos personas completamente distintas que se complementan en personalidad, ideas, gustos y conocimiento, pero sobretodo tienen en común la intensión de hacer cada proyecto ÚNICO en el mundo.  Tal vez te preguntas ¿es sencillo? Mi respuesta es no, pero si la vida fuese sencilla entonces que importancia tendría estar aquí.

Netze Juárez